El periodista invisible

3 Jun

Imagen

Los del banco me han mandado hace unos días una carta comunicándome que estoy en unos alarmantes números rojos, pero yo les he tranquilizado diciéndoles que mañana me ingresan varias unidades de visibilidad y prestigio. No me han contestado aún, pero imagino que se habrán puesto muy contentos por la noticia. Ellos sí que entienden la importancia de este tipo de recompensa laboral, no como el carnicero de mi barrio, que se negó a despacharme el otro día unos filetes que le pedí si no le daba a cambio unos cuantos euros. Qué grosería y qué falta de sensibilidad. Cochino dinero.

Y eso que le dije que no era yo solo el que pensaba así, sino que reconocidos profesionales (con muchísima más visibilidad que yo, dónde va a parar) también lo defienden. Como la periodista Montserrat Domínguez,  que ahora dirige la versión española del Huffington Post, un medio muy guay que se publica en Internet, y que paga a sus colaboradores en esa moneda tan pura, tan pura, que sólo los corazones más limpios, como el de Montserrat, son capaces de valorar.

Bien lo sabe Montserrat, porque también ella tenía mucha visibilidad y prestigio cuando trabajaba antes para la Cadena Ser y otros medios. También tiene mucha visibilidad y prestigio el Grupo Prisa, que es quien edita ese digital en España. Por eso sabían de lo que hablaban cuando en la presentación del  Huffington, el año pasado por estas fechas, regalaron al mundo el anuncio de que sus colaboradores cobrarían en esta moneda de nuevo cuño, que sólo los espíritus más hoscos y mezquinos son incapaces de apreciar.

Pero vamos avanzando, aunque poquito a poco, porque cada vez somos más los que ya podemos ver el bonito traje del emperador, con sus bordados en oro, sus nobles telas y todas esas cosas. Por ejemplo, la semana pasada contacté con un chico muy majo que se encarga de una revista digital preciosa, de temas culturales y tal, y le mandé mi currículum, un documento lleno de manchas, porque está construido sobre trabajos que durante veinte años tuve la desvergüenza de cobrar en dinero, pese a que también me dieron alguna visibilidad, escasa, pero visibilidad, al fin y al cabo.

Lo hacemos porque nos gusta

Este chico me dijo muy educadamente que no pagaban por las colaboraciones, pero me animó a proponerle algún tema, porque mi perfil le pareció interesante y, sobre todo, porque “hacemos esto porque nos gusta, por el prestigio, los contactos, etc., aunque también aspiramos a ganar dinero en un futuro”. Y yo, que todavía no he logrado desprenderme de la podredumbre materialista que me ha ahogado durante toda mi vida, le dije que gracias, pero que no. Luego he sabido que ese chico es profesor de una escuela de negocios muy importante, así que me he consolado pensando que también él debe de tener sus momentos de debilidad.

Pero ahora estoy orgulloso, porque el otro día el editor de una revista que se publica en papel -¡sí, en papel!- contactó conmigo y me dijo que le interesaba un artículo mío en el que hablo de la explotación laboral que sufrí hace unos meses en un hipermercado. Le dije que ya lo había sacado unos días antes el blog de otro medio, al que yo se lo ofrecí desinteresadamente, porque lo hace un amigo mío y porque quería que el asunto tuviera algo de difusión.

Para mi sorpresa, el señor de esta revista me expresó su decepción, porque hubiera preferido que el artículo “fuera inédito”, aunque mantuvo su intención de publicarlo. La verdad es que me dio un vuelco el corazón, porque por unos minutos temí que esa respuesta, donde además no se me aclaraba nada sobre este concepto, implicara la posibilidad de una transacción monetaria, como se hacía antes. Qué vergüenza.

Afortunadamente, alguien me aclaró que no, que allí tampoco te daban dinero por tu trabajo, pero sí visibilidad y prestigio. Menos mal, porque, si no, me habría sentido fatal publicando con ellos una historia de explotación laboral a cambio de unos eurillos. Lamenté, eso sí, que mi visibilidad a través de esta revista no pudiera ser, como a ellos les hubiera gustado, inédita.

Es que además no te creas que esta gente -emprendedores que ponen en marcha medios de comunicación para defender los derechos sociales y denunciar en ellos la destrucción del estado del bienestar y esas cosas- gana con ese esfuerzo nada que no sea visibilidad y prestigio: estos muchachos hacen un gran trabajo para concienciar a la sociedad contra la corrupción, la explotación laboral y demás horrores que nos van acechando.

Volcado en ayudar

Por eso decidí ayudar todavía más, y como últimamente muevo cada vez menos el coche, la pasada semana empecé a utilizarlo llevando a la gente de un sitio a otro de la ciudad. Lo agradecían mucho, se cansaban menos y me daban conversación. No les cobraba nada, claro, porque a mí me gusta conducir y conocer gente nueva. Sólo les pedía que le hablasen bien de mí a sus amigos y vecinos, por si alguno necesitaba mis servicios. En la gasolinera les iba a decir que, a cambio de llenar el depósito de mi coche de vez en cuando, contaría a todo el mundo maravillas de lo limpio que lo tienen todo y lo simpáticos que son.

Pero surgió un problema. Mi vecino, el taxista, que es un hombre muy chapado a la antigua, se enteró de mi nueva actividad. Le dije que mi visibilidad no tenía por qué perjudicar a su viciosa labor remunerada. Pero no lo entendió. Me ha denunciado,  y “para que así sea más visible todavía”, dice, ha colocado carteles insultándome en el portal de mi casa. Me da mucha pena por él, la verdad, porque sigue sin comprender nada.

Anuncios

6 comentarios to “El periodista invisible”

  1. carol junio 3, 2013 a 9:25 am #

    Es que hay que ver, eres un materialista, macho, pero en fin, que nos quede el humor…..

  2. Julio junio 3, 2013 a 10:40 am #

    Joooeer Ilde, macho, ¡¡¡no hagas esto un lunes!!!, que ya nos pones cara rancia, revenida y “morro-prieto” toda la semana.

    Con lo contento que estaba yo al ver que nuestro Sancta santorum pronostica que este mes de mayo “los datos del paro serán buenos y esperanzadores” y que Alemania inyectará 1.000 millones de euros a las pymes españolas (eso sí, en la noble parte donde se inyectan las cosas)…

    …Vaaaale…, es verdad que la financiación a empresas ha vuelto a caer en mayo un 9%, es decir, más del doble del año pasado, o también es verdad que el indicador de confianza de los consumidores se desploma en mayo un 10,4% respecto a abril (y este dato lo da el CIS, ¡imagínate si lo da la oposición!), pero, ¡es que hay que saber buscar! ¡Mira…, publicado hace nada en un portal de empleo…

    “Buscamos bloggers para nuestro blog de iPhone. Los posts deben:
    – El artículo debe ser original y escrito por ti mismo. Este punto es el más importante y comprobamos que el artículo no haya sido publicado en ningún otro sitio web.
    – El artículo debe tratar temas actuales en todo lo referente al iPhone: Noticias de la empresa, Aplicaciones, Consejos, Manuales, etc…
    – Debemos evitar las faltas de ortografía y errores gramaticales.
    – Nos debes enviar al menos 1 imagen junto con su fuente.
    Pagamos 2 euros por artículo”.

    (Suena profesional, ¿eh?), jajajaja. ¡¡¡Tela, telita, tela!!!

    • ildefonsogarcia junio 3, 2013 a 11:16 am #

      ¡Coño, dos euros por artículo! Oye, con eso ya te da para hacerte un bocata. Es verdad que la cosa va mejorando.

  3. Mariano junio 4, 2013 a 8:34 am #

    Muy bueno Alfonso. Siempre ha sido así, en los trabajos, cuando los de arriba necesitan algo de ti te dan la palmadita en la espalda y te invitan a un cafe, intentando hacerte creer que eres muy valorado y todo eso del prestigio y la visibilidad, pero luego, cuando se les sugiere eso de
    de cobrar algo más en la nómina…. la la la !!! …como la canción de Masiel.

  4. Oscar Bordona Ruiz junio 5, 2013 a 4:16 pm #

    El capitalismo es raro. En los años sesenta los Rolling Stones dieron su mítico concierto en Hyde Park y el personal entró by the face. Ahora Sus (¿Avida dollars?) Satánicas Majestades lo repiten pero bien, con tornos y control de accesos. Seguro que llenan y será por algo. Pero los periodistas esperamos ganar dinero en esa barra libre que es Internet. El que así piensa es que todavía no se ha “reinventado”.

    Por cierto que el año pasado, Monsterrat Domínguez, al tiempo que se ponía al frente de la filial del Huffington Post -que como has recordado tanto reconocimiento y visibilidad reparte entre cientos de blogueros- sacó un ratito para estar (que yo la vi) haciendo fotos en la mani de la Asociación de la Prensa y alimentando su twitter con imágenes de la protesta (quatre gats) por la pérdida de opciones informativas y la picaresca empresarial. Hombre, para compensar digo yo que añadiría los hastags #gratisnotrabajo y #periodigno.

    • ildefonsogarcia junio 5, 2013 a 4:32 pm #

      Sobre lo de los Stones, y como recordaba David Jiménez en su blog, una vez Cela entregó un artículo gratis a un periódico que le había intentado regatear la tarifa, asegurando que “los escritores son como los toreros y las putas, que pueden torear en festivales o joder de capricho, pero sin bajar los precios jamás”. Y es que no se trata de esperar ganar dinero, ni en Internet ni en otro soporte, porque alguien pague una barra libre, sino porque es derecho del trabajador, de cualquier trabajador, recibir una remuneración digna por su trabajo.
      Y sobre la señora Domínguez, qué decir. Queda muy bien sumarse a las manis, hacer fotos y alimentar los twitters, pero antes de salir a lucirse en la vía pública -real o digital- lo primero es tener la casa propia bien barridita. Como se suele decir en castellano viejo, no es lo mismo predicar que dar trigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez

A %d blogueros les gusta esto: