Archivo | enero, 2014

El aullido del lobo

24 Ene

Imagen

Me gusta el latín, pero hoy voy a cometer el sacrilegio de cuestionar una de las locuciones más celebres expresadas en nuestra lengua madre: Homo homini lupus. Pues no, queridos Plauto y Hobbes, porque en realidad es el propio hombre el que es un hombre para el hombre, y ya es hora de que aprenda a convivir con ese lobo al que criminaliza desde la noche de los tiempos.

Y es que somos cada vez más los que, hijos del añorado Félix, defendemos que para esta vieja península el lobo ibérico es un patrimonio irrenunciable que debemos cuidar como merece. Por su belleza, por su inteligencia y, además, por formar parte de nuestra propia esencia más íntima como especie.

Sin embargo, el atavismo que todavía sigue aferrado en el código genético de muchos de nuestros vecinos, y que les lleva a considerarlo una mera alimaña a exterminar, sigue poniendo en peligro la existencia del lobo en un territorio al que tiene tanto derecho como esos bípedos implumes que por aquí viven -vivimos-, y que se empeñan en pegarle tiros sin respeto ni a él ni a ellos mismos, porque en su bestialismo –ellos sí- no son capaces de reconocerse ni en la mirada de un lobo.

Menos mal que existe gente como los de Lobo Marley, que se definen como “un movimiento ciudadano comprometido con la supervivencia de este símbolo viviente de nuestra naturaleza más pura”. Los había conocido a través de su notable actividad en las redes sociales, atraído por el objeto de su pasión, que comparto desde una óptica de mero profano, aunque entusiasta, en la materia. Su rostro público es el del naturalista Luis Miguel Domínguez, conocido por sus programas televisivos de divulgación.

El caso es que el pasado jueves 23 de enero acudí a una llamada de “la manada”, que solicitaba voluntarios para un acto que se iba a realizar en FITUR para promocionar el I Festival internacional del lobo vivo, que se celebrará en la localidad zamorana de Villardeciervos el próximo septiembre.

Allí he conocido gente estupenda, amantes de la naturaleza sin pose ni etiquetas. Cerca de treinta desconocidos que nos juntamos en un día de diario para expresar nuestro apoyo al hermano lobo. Me gustó el saludo de Domínguez, en el que defendió Lobo Marley como un grupo en el que cabe todo el mundo, incluidos ganaderos y cazadores, y que ¡rechaza! financiarse a través de subvenciones, “porque no podemos pedir la dimisión de Arias Cañete al tiempo que recibimos fondos de su ministerio”.

El caso es que Lobo Marley está haciendo un trabajo impagable en favor del lobo ibérico, granjeándose poderosos enemigos, pero también haciendo llegar su aullido a cada vez más ciudadanos. Y lo hace denunciando; proponiendo; consiguiendo trasladar hasta Bruselas sus reivindicaciones; demostrando que el lobo puede ser más rentable vivo que muerto y que la convivencia con la actividad humana es posible, si se ponen la voluntad y las medidas adecuadas. Haciendo manada.

Ojalá su trabajo sea cada vez más reconocido y nos ayude a sacar, como ellos afirman con orgullo, el lobo que llevamos dentro. Y que dentro de poco esa persona que ahora paga tres o cuatro mil euros por obtener permiso para matar un lobo, y que presume de ello ante sus amigos y familiares, tenga que avergonzarse ante su hijo cuando éste le pregunte por la razón que le ha llevado a disparar sobre un animal tan extraordinario por puro placer. Todavía está a tiempo de no tener que pedir perdón por ello. Por si acaso, se lo puede ir preguntando al tipo ese campechano de la corona.

En Twitter: @ildefonsogr

Anuncios

He venido a hablar de mi libro

9 Ene

Image

Hace unos meses disfruté del privilegio de someterme a una entrevista de trabajo -a lo mejor estas cosas también deberían constar en los datos de empleo que tan eufóricamente viene dando el Gobierno en los últimos meses-, y pese a que no obtuve el puesto y me perdí los 450 eurazos que me ofrecían por media jornada (algunos fines de semana incluidos), el encuentro con el señor que me entrevistó me proporcionó una enseñanza muy valiosa: “Escribir, escribe cualquiera”, me dijo. Fue toda una revelación, y la verdad es que incluso lo lamenté por los pobres infelices que me han pagado durante más de veinte años por hacer algo que podría hacer cualquiera, y probablemente mejor que yo.

Claro, ellos querían un periodista más completo (y quizá con menos años, como deduje astutamente cuando se refirió a mi edad en un par de ocasiones, aludiendo a la ventaja que me proporcionaba mi experiencia, frente a las que aportaba una chica a la que, me dijo -“voy a serte muy sincero”-, también iban a entrevistar, y que “era la primera de su promoción”). La chica, al parecer, dominaba un montón de programas de edición y  maquetación, así que entiendo que la seleccionaran a ella, porque, como mi  no empleador me aseguró, “escribir, escribe cualquiera”.

Así que, animado por sus palabras, me puse a darle con entusiasmo a la tecla. Total, no lo haré peor que ese tal Cualquiera, pensé. Y me ha salido esto, una novela corta que he subido a Amazon como libro electrónico. En algo tendré que entretenerme, digo yo.

Como soy un señor ya de cierta edad, y hasta ahora mi lectura y mi escritura se habían perpetrado exclusivamente en papel, contribuyendo así a la deforestación del planeta, he tenido que informarme sobre cómo van estas cosas de los libros electrónicos, y resulta que os lo podéis descargar en cualquier cachivache (móviles, tabletas), incluidos vuestros viejos ordenadores de sobremesa. De todas formas, aquí se explica mejor el proceso (para los que no estéis familiarizados). Sólo hay que abrirse gratuitamente una cuenta en Amazon.es, elegir el soporte en el que queréis recibir el libro, pagar una minucia y recibir casi de inmediato el archivo.

En fin, espero que os guste. Vuestra buena acogida a mi anterior novela me ha animado a continuar juntando letras, así que en este nuevo crimen os podéis considerar cómplices necesarios. Feliz año a todos, perdón por la publicidad y a seguir molestando todo lo que se pueda.

P.D.: Lo mejor del libro es sin duda su portada, obra del gran Alberto Lacasa.

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez