Archive | precariedad RSS feed for this section

Un cocktail raro

12 May

precariedad2

Me escribe por correo electrónico un antiguo y querido compañero del oficio, un excelente profesional y compañero. Buena gente, todavía en los primeros años de la treintena. Como tantos otros, lleva tiempo fuera de la rueda, expulsado del paraíso del trabajo remumerado o el empleo medio digno. Sus reflexiones me dejan muy tocado. Le pido permiso para reproducirlas aquí, no sin cierto pudor. Creo que es importante no olvidarnos de lo que sigue ocurriendo en este país, pese a que los que calzan las botas que nos pisotean pongan ese bochornoso e insultante empeño en negarlo:

“Mi día a día está un tanto marcado por altibajos emocionales donde a veces creo que todo es posible y otras, las más, me cubre el pesimismo más absoluto. He movido el CV y todas esas cosas que se hacen en esa situación y ni tan siquiera entrevistas”.

“Apenas he tenido tres encuentros, y dos nada relacionados con el periodismo, o no sustancialmente al menos, en los que me han llegado a decir cosas como que estaba demasiado preparado (sic) o a ofrecerme un mix ‘preparacontenidosalmismotiempoquecomercial’ demencial y en un tono cutre, imposible de compaginar de todas todas; me hizo gracia porque encima mi no rotundo (las cosas sé que no están para decir no, pero en algunas cosas mis principios son como diques) le dio pie a un “hay mucha gente interesada porque se va a sacar una pasta” (pero el proyecto, cosa curiosa, no sale todavía…)”.

“Frustrado, seguramente. Desencantado, con un punto amargado. Y todos estos adjetivos al final alimentan cierto poso de rencor en un contexto lleno de gurús, donde ves que en otros lados los inútiles que daban lecciones pero no apretaban teclas o, peor, no te dejaban hacer llamadas, siguen haciendo de las suyas por el mundo. No me puedo quitar cierta sensación de fracaso vital, por todo ello. De época equivocada, de camino equivocado… y de brújula rota que no encuentra el norte. Un cocktail raro”.

Todo mi ánimo y mi solidaridad a este compañero, y a otros tantos que sufren esta situación, amigos (unos cuantos, demasiados) y desconocidos (a millares, a millones). Yo he estado allí (y no descarto volver a estarlo). Sé lo que se siente. El desempleo no solo te roba tu fuente de ingresos, también socava tu identidad. No os dejéis. Podrá faltarnos trabajo digno, pero nunca dignidad. Ellos son los malos; nosotros, su amenaza.

PD. Me permito ilustrar esta entrada con una viñeta de El Roto, siempre un certero francotirador

Ah, ¿pero que has escrito otra novela?

12 Mar

9788490721933_Cover.indd

El jefazo de un periódico en el que trabajé solía repetir aquello de que “el halago debilita, mientras que la crítica fortalece”. Nunca supe si se refería al halago en general, al dirigido a sus subordinados por él, o al que éste, quizás, esperaba de nosotros.

Pero yo he venido a hablar de mi nuevo libro, Padre Ocejón, y por eso me he acordado de aquel mandamás al que le gustaba coleguear entre plumillas; porque, en este caso, lo del halago sí que lo tengo claro: les debilita a ustedes. A su paciencia, concretamente.

Porque de ustedes es la culpa, sí. Por haberme prestado ojos lectores a mis osadías de juntaletras pretencioso, y haberme halagado los oídos con sus elogios (bueno, también ha habido críticas, lo reconozco, pero en mi ya conocida línea de irresponsabilidad las he relegado al fondo de mi conciencia).

En fin, que aquí tienen el resultado. De tanto andar molestando por este blog, al final he copiado y pegado varias de las historias que en él fui contando (todas rigurosamente ciertas) y las he mezclado en la batidora de mi teclado con el relato de varios personajes (rigurosamente inciertos, en el más amplio sentido del término) que en la España de las crisis tratan de superar las suyas, personales e intransferibles, en el entorno de una pequeña aldea rodeada de naturaleza. Un lugar también herido por su propia crisis de despoblación, aparentemente sin remedio, y las amenazas procedentes de las nuevas explotaciones del progreso (qué palabra más pasada de moda, por cierto, no como fracking, que es mucho más cool. Toma guiño y pista del argumento al canto).

Vamos, que la novela va de periodistas en paro, viejos exfutbolistas argentinos que regresan al lugar que jamás pisaron; jóvenes que nunca han estado en ningún sitio y temen no estarlo nunca; alcaldesas inexplicablemente entusiastas; y de un mundo rural que se afana por sobrevivirse con escaso éxito.

¿Y ese título? Pues eso, el Ocejón, el Padre que vigila y protege todo ese mundo rural en la Sierra Norte de Guadalajara. Un pico al que los vecinos llaman revientachulos, y al que cada vez que asciendo prometo entre jadeos no regresar. Pero al que siempre vuelvo, como en esta novela que ahora les presento.

Lamento el elevado precio (algo por encima de los veinte euros). Es el que imponen desde la editorial como pago por editarme sin cobrarme por ello. Así está ahora este negocio, tan jodido y precario como tantos otros. Si alguno desea saltarse la compra por Internet y ahorrarse los gastos de envío, yo se lo llevo la próxima vez que me deje invitarle a una cerveza (o dos, si son pequeñas).

Prometo estarle agradecido, como diría el gran Rosendo.

Para comprar Padre Ocejón:

En Amazon y en la web de la editorial (un poco más caro, y tarda más en llegar)

Para seguir actualizaciones sobre Padre Ocejón en Facebook

Padre Ocejón-novela

@ildefonsogr

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

sperezm.wordpress.com/

Notas al margen

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

sperezm.wordpress.com/

Notas al margen

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez

Tienes mi palabra

Aunque esté todo perdido...

Buongiorno Coco!

Ideas, Looks, Coco tips, Mi mundo y más...

Mis desesperiencias

Aunque esté todo perdido...

Pollock of Light

Twitter: @lluisbusse

enero11

Literatura para romper el tiempo.

¥en

La vida es tirar una moneda al aire y antes de que caiga saber lo que quieres que salga.

RIOJANDO

Beberse la vida como si fuera un reserva

Matt on Not-WordPress

Stuff and things.

sperezm.wordpress.com/

Notas al margen

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

El bosque silencioso

Es el blog literario de Antonio Pavón Leal

incendios de nieve y calor

esto, trata de mi...

solgarcia15

A fine WordPress.com site

el justo miedo

el blog de Miguel Ors Villarejo

Caballitos de Troya

Otro sitio más de WordPress.com

9:30 | Están todos vivos

Por Miguel Máiquez